Un nuevo llamado a discutir la Ley Sayen

Un nuevo llamado a discutir la Ley Sayen

Jeannette le pide al Papa que no se olviden de niños y niñas con padres encarcelados.

17 de enero de 2018 – Jeannette Zurita, fue la mujer responsable de hablar en nombre de los más de 45.000 personas privadas de libertad que existen en nuestro país ante el Papa Francisco, en su visita al Centro Penitenciario Femenino de Santiago.

Visibilizar una realidad marcada muchas veces por la pobreza, la exclusión, la violencia, el abandono más profundo y la estigmatización no es tarea fácil, pero Jeannette no solo fue capaz de eso, sino que, con simpleza y profundidad fue capaz de dar voz a los más invisibles, a esos más de 40.000 niños, niñas y adolescentes que en Chile tienen a su padre y/o madre encarcelados.

“Entendemos que por nuestras malas decisiones arrastramos a nuestros hijos a vivir presos, presos de sus sueños truncados, porque se vuelven hijos del hierro para salir adelante solos y con ellos los obligamos a cometer los mismos errores que sus padres y peor aun porque crecen con su corazón lleno de dolor y resentimiento”, fueron parte de sus palabras ante el Papa, la Presidenta Bachelet, las autoridades del Sistema Penitenciario y las más de 400 mujeres privadas de libertad y funcionarios/as de Gendarmería que asistieron.

Las consecuencias en la vida de un niño, niña o adolescente de tener a su madre encarcelada pueden causar secuelas irreparables. Verse expuesto constantemente a situaciones de violencia institucional, estigmatización y discriminación por un delito que no cometieron, sentir la separación de una figura de apego sin explicación -porque nadie les habla de cárcel-, entre muchos otros, afecta su desarrollo integral, limitando aún más sus posibilidades, y decimos “limitando aún más sus posibilidades” ya que no podemos olvidar, como bien dijo la Capellana Nelly León: “en Chile se encarcela la pobreza”, por ende estos niños y niñas ya se enfrentan a situaciones de exclusión y pobreza antes de la privación de libertad de su familiar.

Las palabras de Jeannette, siguieron en la misma línea “pida a dios que tenga misericordia de todos los niños y niñas que tienen a sus padres presos, porque ellos están pagando una condena que nosotros sin querer les dimos”.

Para finalizar, Jeannette hace un llamado fuerte y claro frente al Papa Francisco, pidiéndole que interceda ante el sistema de Justicia para que modifique las condenas para las mujeres que son madres de menores de edad.

Este llamado nos vuelve a invitar a discutir sobre el proyecto “Ley Sayen”, presentado en enero de 2017 en una alianza entre el Senador Alejandro Navarro, ONG ENMARCHA, ONG Leasur y Humanas. Proyecto que propone la suspensión de la condena y la improcedencia de la prisión preventiva para mujeres embarazadas o con hijos menores de 3 años.

Como ONG ENMARCHA, organización que lleva 7 años trabajando en la promoción y protección de derechos de niños, niñas y adolescentes con adultos significativos privados de libertad, queremos hacer hincapié en la importancia de las palabras de Jeannette, las que mostraron abiertamente una realidad silenciada. Esperamos que la visita del Papa permita abrir caminos para seguir discutiendo y promoviendo una reorientación de las condenas de las mujeres madres de niños y niñas, logrando poner en el centro la preocupación por garantizar sus derechos, por sobre la situación judicial del adulto.

#LeySayen – Para que ningún niñ@ nazca y crezca en la cárcel.

Invitamos a ver el discurso completo de Jeannette: https://m.youtube.com/watch?v=HX7yIh-pYgQ

Deja una respuesta